Saltar al contenido
Razas De Perros Del Mundo

Perros Raza Pequeños

Schnauzer

En este grupo están los que podríamos llamar perros de compañía; perfectamente adaptables a vivir en pequeños espacios, muy sociables, de fácil convivencia con niños. Se denominan así las razas cuyo peso se encuentra entre 5 y 15 Kgs. y en torno a los 30 cm. de alzada.

Los perros son la especie de animales más imprescindibles en la cotidianidad. Son proclives a ganarse el afecto de aquellos que han decidido portarlos como mascotas.

Los más pequeños, son de hecho, la versión más cotizada como animales de compañía. Ideales para quienes viven en apartamentos, casas u otros lugares de tamaño reducido.

Beneficios de tener perros pequeños

Idóneos para sedentarios. Se han convertido en el conjunto de especie más adecuado para vivir en zonas de espacios limitados.

Su diminuta proporción morfológica no induce a que paseen diariamente. Es una labor que, con poca actividad por parte del can dentro del hogar, puede mermar su necesidad de efectuar ejercicio. Esto es proclive hasta en las razas más energéticas.

Siempre y cuando sean criado en un entorno amistoso, pueden mantener una correcta relación con los infantes. Por supuesto, esto, acoplado a su diminuto tamaño facilitará la labor de inclusión dentro de este proceso de socialización

En contrapartida a las razas medianas y grandes. Los perros pequeños pueden acceder con más facilidad en zonas públicas puesto no implica inconvenientes para las personas circundantes.

Las personas preocupadas por temas relativos a las medicinas y alimentación se verán favorecidas por el hecho de que el consumo de ambos factores, en proporción de dosis, es inferior.

El rango de vida promedio puede alcanzar hasta los 18 años de edad. En casos de cuidados más exhaustivo, donde se tome en consideración las variantes médicas, alimentarias y físicas -ejercicio-, pueden llegar a vivir hasta 24 años de edad humana.

Desventajas de los perros pequeños

A pesar de que puedan mantener excelente relación con otras razas y especies de animales, no es adecuado, en proporción a largo plazo, juntarlo con perros dominantes y de tamaño más considerable.

Tienen una valentía proporcional. En caso de desafiarlos, las consecuencias serían devastadoras para un animal de tan diminuta morfología.

No resisten los golpes con la misma facilidad que los grupos medianos, y en menor proporción aún de los grandes. Son frágiles. Por este motivo se requiere de un exhaustivo cuidado donde se encierran revisiones periódicas con médicos.

Asimismo, y en vista de su capacidad de pasar desapercibido, debes cuidar el tropezarlos o patearlos. Esto podría generar fracturas y otros daños que repercutirían negativamente en su salud en el futuro. En casos más delicados, podrían causarles la muerte.

La esencia de integrar a los perros pequeños a la familia

Inteligentes, decididos y energéticos. El trio de palabra que más describe a estos canes. Les encanta formar parte de grupos familiares donde puedan recibir atención por parte de los individuos.

Similar a lo planteado en líneas superiores, recabamos en el hecho de que estas pequeñas criaturas son idóneas para transportar. Les basta el consumo de diminutas proporciones de alimentos al día, o bien, una cantidad considerable que se efectúe en una sola ocasión.

Sin importar su tamaño, mantienen la proclividad energética de cualquier otro can dispondría -refiriéndonos a los más grandes-. En caso de que no se controle su energía canalizándola con juguetes, destruirían el hogar.

Hay un conjunto de detalles que debe de tomarse en cuenta dentro de la crianza y tendencia de este grupo. En primer lugar, es imprescindible efectuar visitas continuas al veterinario. A pesar de que prefiramos ahorrarnos el dinero al acudir solamente una vez al año para que el veterinario revise a nuestra mascota, recabemos en el hecho de que es preciso para el cuidado.

Al ser criaturas tan diminutas en tamaño, necesitamos de consejos específicos sobre cómo proceder. Es posible que presente patologías especiales o enfermedades concretas que, de dejar pasar el tiempo, se volverían mortíferas.

Los dientes y uñas son factores de enorme importancia para los perros pequeños. Es su punto inflexivo al compararlo con los canes de mayor tamaño. En caso de que percibas que las encías le sangren, tengan variedad de colores o no desean que toques el área, es una advertencia de que debes visitar un veterinario.

Presentan con mayor naturalidad problemas del corazón. Esta tendencia es aún más proclive que en las razas grandes. Se debilita rápidamente al cumplir sus 10 años de edad. Hay veces donde el corazón no bombea la suficiente sangre. Suele ocurrir después de sobre-esforzarse de manera continua.

La higiene es otro punto que debe tomarse en cuenta. Sus uñas deben ser recortadas; hay que lavarle los dientes, la cara y cerciorarse de que sus oídos tengan óptimas condiciones. En caso de que haya estado en zonas abiertas -como parques, patio trasero o áreas donde haya césped- cerciórate de revisarlo para deshacerte de la presencia de cualquier espécimen.

Alimentación

Al tener un pequeñín dentro de la familia lo más probable es que tengas la necesidad de darle comida especial para la cena o almuerzo. Comida, que, de hecho, sea la tuya.

Son caprichosos. Y su diminuto tamaño, paradójicamente, los presenta muy coléricos al no conseguir lo que desean. Tienes que evitar caer en esta costumbre. En caso contrario será proclive la insurgencia de daños digestivos.

Entre las posibilidades de alimentación, bríndale a tu can pienso que sea de alta gama. No será una abertura considerable en tu billetera. Por ser un animalito no ingerirá cantidades enormes. La idea es optes por raciones pequeñas que sean distribuidas en cinco comidas diarias. Así podrá recibir los aminoácidos precisos para que órganos se mantengan estables.